CARTAS·CARTAS DE AMOR·CARTAS DE PERSONAJES CÉLEBRES

LAS CARTAS, GRANDES CONTADORAS DE LA HISTORIA

cartas
Imagen Pixabay.

 

Mark Twain decía que “El producto más franco, más libre y más privado de la mente y del corazón humano es una carta de amor”.

Y es que el amor nunca ha entendido de épocas, edades, idiomas ni culturas, sin embargo, este sentimiento tan universal se ha manifestado desde tiempos inmemoriales a través de las cartas. La historia de las cartas es casi tan antigua como la de la escritura; cinco siglos de gran parte de la Historia escrita que empezó a conocerse a través de los registros en tablas de arcilla o bien en fragmentos de papiro, mediante los cuales el hombre establecía relaciones comerciales, fijaba leyes, o bien expresaba las luces y las sombras que dominaban su corazón.

Las cartas son la voz del alma y representan una ventana abierta a la inmortalidad. ¿Quieres asomarte a ella? He aquí algunas misivas escritas por personajes famosos de la Historia:

    • “Mi corazón y mi persona se rinden ante ti suplicándote que sigas favoreciéndome con tu amor”, fue lo que le escribió Enrique VIII a Ana Bolena en 1528, ocho años antes de que ordenara encerrarla en la Torre de Londres y decapitarla.
    • Beethoven escribía así a su amada inmortal: “Solo puedo pensar en ti, mi amor inmortal; solo puedo vivir del todo contigo o de ningún modo. Tranquila, mi vida, mi amor, solo pensando en nuestra existencia conseguiremos nuestro objetivo que es vivir juntos. Sigue, oh, amándome, nunca juzgues mal el corazón de tu fiel enamorado. Siempre tuyo. Siempre mía. Siempre nuestros”.
    • Napoleón Bonaparte sufrió con los desaires de la arrogante Josefina, y así lo expresa a través de estas letras: “No le amo, en absoluto; por el contrario, le detesto, usted es una sin importancia, desgarbada, tonta Cenicienta. Usted nunca me escribe; usted no ama a su propio marido; usted sabe qué placeres sus letras le dan, pero ¡aún así usted no le ha escrito seis líneas, informales, a las corridas! ¿Qué  hace usted todo el día, señora? ¿Cuál es el asunto tan importante que no le deja tiempo para escribir a su amante devoto?…”.
    • Charlotte Bronté, novelista inglesa, le escribió esta carta a su profesor belga Constantine Héger, de quien estaba profundamente enamorada:  “Monsieur, los pobres no necesitan mucho para sostenerse. Piden solamente las migas que caen de la mesa de los ricos. Pero si se les rechazan las migas mueren de hambre. Nadie –ni yo–, necesita mucho afecto de aquellos que ama. No sabría qué hacer con una amistad entera y completa, no estoy acostumbrada a ella. Pero usted me demostró en otros tiempos un cierto interés, cuando era su alumna en Bruselas, y me mantengo aferrada a ese poco interés. Me aferro a él como me aferraría a la vida”.
    • Sigmund Freud se enamoró a los 25 años de Martha Bernays, una amiga de su hermana. A pesar de que solamente  la vio seis veces en cuatro años, le escribió más de novecientas cartas de amor: “No apetezco sino lo que tú ambicionas para ambos porque me doy cuenta de la insignificancia de otros deseos comparados con el hecho de que seas mía. Estoy adormilado y muy triste al pensar que tengo que conformarme con escribirte en vez de besar tus dulces labios”.
    • Las cartas que Antoine de Saint-Exupéry escribió a su último gran amor son desgarradoras. Era una joven de 23 años, casada y embarazada, cuyo nombre fue mantenido en secreto. Ella nunca le correspondió y él, desesperado, le envió este triste y último texto en mayo de 1944: “No hay más Principito, hoy día ni jamás. El Principito está muerto o se volvió totalmente escéptico…” También escribió: “No habrá más cartas, teléfono ni señal. No fui prudente ni pensé que arriesgara pena, pero me lastimé en el rosal cogiendo una rosa. El rosal preguntará: ¿Qué importancia tenía para usted? Ninguna, rosal, ninguna. Nada importa en la vida. No más vida. Adiós rosal”.  Dos meses después, Saint-Exupéry desapareció misteriosamente cuando pilotaba un avión sobre Francia, en una misión de reconocimiento durante la Segunda Guerra Mundial.
    • Matilde Urrutia fue el amor largo e intenso del poeta Pablo Neruda: “Pequeña, ayer debes haber recibido un periódico y en él un poema de la ausente (tú eres la ausente). ¿Te gustó, pequeña? ¿Te convences de que te recuerdo? En cambio, tú, en diez días, una carta. Yo, tendido en el pasto húmedo, en las tardes pienso en tu boina gris, en tus ojos que amo, en ti…”.
    • Frida Kahlo y Diego Rivera compartieron un amor tan pasional como atormentado. La pintora le dedicó estas letras: “Nada comparable a tus manos ni nada igual al oro-verde de tus ojos. Mi cuerpo se llena de ti por días y días. Eres el espejo de la noche. La luz violeta del relámpago. La humedad de la tierra. El hueco de tus axilas es mi refugio. Toda mi alegría es sentir brotar la vida de tu fuente-flor que la mía guarda para llenar todos los caminos de mis nervios que son los tuyos”.
    • Veintisiete años después de la muerte de John Lennon, Yoko Ono le dedicó una desoladora carta: “Te extraño, John. 27 años han pasado y todavía deseo poder regresar el tiempo hasta aquel verano de 1980. Recuerdo todo, compartiendo nuestro café matutino, caminando juntos en el parque en un hermoso día y ver tu mano tomando la mía que me aseguraba que no debía preocuparme de nada porque nuestra vida era buena. No tenía idea de que la vida estaba a punto de enseñarme la lección más dura de todas…”

Y tú, ¿cuánto tiempo hace que no escribes o recibes una carta escrita a mano? ¿Piensas que es un acto del siglo pasado? Si únicamente pudieras dejar una carta como testimonio de tu paso por la vida, ¿qué escribirías?, ¿a quién estaría dirigida?

Cuéntanoslo aquí, en los comentarios 🙂

Escrito por Nur C. Mallart

Fuentes: Cartas de amor, de Pablo Neruda; Cartas de amor y desamor, de Gabriela Mistral; 108 cartas de amor, de Valeria Cipolla; Antología del amor apasionado, de Varios Autores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s